sábado, 12 de septiembre de 2015

Como pasa el tiempo

¡Como pasa el tiempo! ¡Cuantos días sin tocar el blog!

Después de algún tiempo de ausencia –virtual- de estas cumbres serranas y tecnológicas, regresamos de nuevo a estas rústicas andanzas, para afirmar como decía Paco Martínez Soria, ¡la ciudad no es para mí!, …ni para la mayoría de los humanoides. Y es que, a pesar de todo, ese es un mundo totalmente antinatural, artificial, insolidario, insostenible… y podríamos seguir con tantos IN_ que no acabaríamos. 


Y es allí -donde atan los galgos con longaniza-, en la ciudad donde residen todos esos que nos gobiernan y organizan nuestro mundo, tanto el virtual como el rural y nuestra vida en general. Y así nos va. En esos ambientes cerrados e impregnados de tanta celeridad, las mentes de nuestras elites dirigentes creemos que no pueden racionalizar como es debido. Las ideas salen siempre contaminadas y muy tóxicas. A los resultados nos remitimos.

Desde allí trazan las políticas y pautas normalizadoras a seguir por todos. Incluidos lugares, personas y ecosistemas totalmente contrapuestos. Nos dicen que hay que sembrar, cuando y donde. Cuando se puede quemar y cómo. Quitan o re-ordenan los servicios a su manera teniendo en cuenta unos mapas y unos indicadores estadísticos totalmente sesgados e interpretables. Nos administran nuestra vida y nuestras costumbres basados en unos criterios de rentabilidad -no se sabe si económica o social o particular-, que siempre acaban recortándonos algo o llevándolo más lejos o poniéndolo más caro y difícil. 

Y así año tras año, decisión tras decisión, desde tiempos inmemoriales, creando leyes, proyectos o programas de “desarrollo rural” que, a la vista está, solo han servido para echar a casi todos de aquí. Para arruinar un modo de vida diferente y llevar un DESEQUILIBRIO al territorio y al sistema de producción de tal calibre, que harán falta muchos esfuerzos y años para revertirlo… si es que se tiene esa intención. 

Y no es la cosa sea difícil o imposible. Al fin y al cabo, TODO son decisiones políticas –desde tiempos inmemoriales- y por tanto económicas que repercuten de modo irreversible en nuestro mundo o en el que le toque el turno. Todo son medidas a corto plazo, tan corto como las miras de estos dirigentes que desde hace décadas solo obedecen a índices de popularidad o imagen, con horizontes a cuatro años, como muy lejos. Y claro, ahí tenemos siempre las de perder porque somos pocos, viejos y poco activos. 


Nos conformamos con pocas cosas. De todas formas, si esas mentes respirarán estos aires, pasearan cada día por estos caminos o estas laderas, tuvieran estos horizontes desde sus ventanas... otro gallo nos cantaría.



jueves, 13 de febrero de 2014

IV CONGRESO DE DESARROLLO RURAL


Durante los dias 11, 12 y 13 de febrero, se ha celebrado en Zaragoza el IV CONGRESO DE DESARROLLO RURAL. Nuestras conclusiones.

A nuestro parecer, este CONGRESO DE DESARROLLO RURAL y sus participantes, han puesto de manifiesto varios asuntos primordiales.


1º) Siempre se parte de la base de asociar "rural" al sector primario o lo que es lo mismo, al sector agroganadero. Este sector, al menos en las tierras de secano y zona donde nos movemos, está ahora mismo copado por los actuales explotadores y es posible que en el futuro incluso se reduzca su número, como ha venido siendo la tendencia:
  • Personas que se jubilan, mejor maquinaria, más terreno por unidad, merma del rendimiento, etc. 
O sea que por ahí, en la agricultura, está difícil el avance.
Quedaría la ganadería, que ahí siempre es posible iniciar nuevos proyectos y explotaciones.
En ambos campos hay que prestar más atención a las estructuras de las explotaciones y el modo de transmitir/asumir la titularidad de las mismas. Ya que en gran porcentaje, estas explotaciones son asumidas dentro del ámbito familiar o si no, dentro del mismo ambiente rural.

Serán muy pocas las personas que vengan ‘de fuera’ del sector para incorporarse. Por lo tanto es básico mantener a los que ya están.
Dentro del apartado agroganadero, hay un espacio que también debería ser asumido por ese mundo rural, que es el de la agroindustria. La trasformación y puesta en valor de los productos. Diversificación.
Ahora mismo apenas hay radicación de empresas de este tipo en los mismos lugares de producción. Siendo estas absorbidas por las multinacionales o por los grandes grupos de distribución que acaparan y dominan el mercado. Y en muchos casos esa trasformación tiene lugar en otras zonas o regiones que no tienen que ver con el origen del mismo y  todo el valor añadido y riqueza que genera aparecen en ese lugar.
Décimos esto, porque el mundo rural esta envejecido y masculinizado, otros de los grandes problemas… es la ausencia de mujeres, no ya como dueñas o empresarias, sino simplemente como compañeras, cónyuges o madres. Es por ello que para esa permanencia femenina se necesita también que haya una serie de posibilidades en el lugar de residencia o cerca. Esas posibilidades pasan por los servicios necesarios, posibilidad de puestos de trabajo, el ocio, etc…

2º.- ¿Por qué no incidir en la radicación el mundo rural de otras posibilidades de vida y negocio, que no sea el primario?
Después de años de catetismo y rusticidad de los pueblos y sus gentes, en la que la gente del campo ha sido objeto de mofa continua, parece que las cosas ‘de pueblo’ van tomado otro cariz, -quizá sea porque casi ya no quedamos pueblerinos-, y algunas de esas antiguas expresiones ahora nos dicen lo contrario y llevan impregnado un cierto sello de calidad a los proviene de pueblo: pan del pueblo, carne del pueblo, calidad de vida de pueblo… pero no solo se debería quedar en esos términos. ¿Por qué no se aprovecha esta ‘moda’ y se facilita a otros emprendedores establecerse en el mundo rural?

Habrá pues que desarrollar otras iniciativas encaminadas a generar otras actividades y riquezas y ahí, las administraciones tienen la palabra y la solución. Para ello también hay que poner mucha más atención que la actual a las infraestructuras y comunicaciones.
  • Lo primero y más importante: Hay que primar la cohesión y el equilibrio territorial.
  • Es necesario un cambio en el modelo productivo y de estructuración territorial.
  • Hay que mejorar/mantener los servicios, las comunicaciones y el transporte.
  • Hay que implantar la cobertura de señales digitales de calidad en todo el territorio y la posibilidad de acceso asequible.
  • Instaurar ayudas a todos aquellos emprendedores que se decidan a iniciar actividades en el mundo rural de cualquier otro tipo.
  • Favorecer la implantación del teletrabajo (al menos algunas personas podrían vivir en medios rurales contribuyendo a sostenerlo).
Todo ello favorecerá la posibilidad de que profesiones liberales, puedan desarrollar su trabajo fuera del ámbito urbano.


3º.- ¿Cuantos "rurales, rurales" han intervenido en el congreso?
Ese es otro gran problema del mundo rural.
Todo se planifica desde la urbe y por urbanitas. Lejos, muy lejos de los lugares afectados. Donde se legisla casi siempre sobre generalidades, globalmente, y para una extensión casi infinita. Con cientos de diferencias. De singularidades. Con costumbres y usos diferentes, etc. Y casi todo se acepta porque la mayoría de las veces no hay suficiente respuesta, ni con la adecuada contundencia, tanto dialéctica como social.
Todas las decisiones están diseñadas por personal técnico, que si, quizá tenga toda la preparación teórica necesaria, pero nada de práctica sobre el terreno y que cuando termina la jornada, vuelve a su casa o a su despacho. Ninguno estará pendiente de lo que deparará el clima al día siguiente. O de si los animales están bien atendidos y no ha habido ningún problema en la granja,  ya que su nómina no depende directamente de ello.

Y ya para terminar un apunte más, en la jornada de presentación, con la presencia de Joaquín Araujo, se puso sobre el papel otra de las ‘deficiencias’ de este sector.
Apenas hay ‘intelectuales’ ni comunicadores de gran calado en este ambiente. No tenemos buenos marketeros.

No sabemos vender el producto.
 

domingo, 5 de enero de 2014

QUERIDOS REYES MAGOS

Os escribo desde este rincón de la provincia de Teruel y no voy a pedir nada para mí, solo voy a pedir algo para mi pueblo (y todos los pequeños pueblos), que cada vez lo veo más solo, muy entristecido y con una serie de necesidades muy perentorias.
Carta a los Reyes Magos

Ya se que es algo tarde y que quizá no llegue a tiempo para que podáis hacer todos los encargos que os voy a pedir. Si además añadimos las dificultades terrenales que va a tener que sortear esta carta en salir de aquí, la cosa se pone difícil... pero como sois magos, seguro que algo podréis hacer alguna picardía y así poder llevar a cabo vuestra misión.
Ah! antes de que se me olvide; cuando vengáis por aquí, tened cuidado con las carreteras. Traed buenos vehículos o mejor, enviad los regalos con drones de esos, y así será más rápido. Aunque con la internet también podríais suplir vuestra misión… pero como también va tan a pedales…!

Como bien sabéis por estos lugares tenemos escasez de casi todo, pero sobre todo de personal y más que nada de gente joven, así que quizá sea esta la única carta que os llegue de esta zona, ya que los mayores escriben poco y como niños apenas quedan, no serán muchos los encargos que tendréis. Tampoco vamos a pedir megaproyectos casi imposibles, ni nada del otro mundo...
Eurovegas iva a taer ...

Pedimos sobre todo que, ya que tenéis 'mano' con el todopoderoso, les hagáis llegar la necesidad de convencer a los que mandan en España y Aragón, que de una vez por todas pongan remedio a esta situación del abandono de los pueblos, que año a año va añadiendo algún obstáculo más en este camino hacia ninguna parte.

Os pido que hagáis lo mismo con el resto de la sociedad, que cegada por las luces de la ciudad, va cerrando tras de si posibilidades y creyendo que los pueblos son algo ya pasado de moda.

Os pido también un poco de fe y optimismo y ánimo y ... para los que van quedando en cada lugar. Gentes que necesitan el apoyo de todos para no rendirse y que continúen manteniendo viva la llama de su lugar, aunque sea ya muy mortecina.

También os pido que hagáis entrar en razón a las gentes que viven y dirigen en lugares grandes y opulentos (llamados urbes) y llenos de casi todo (que luego todo lo tiran), sobre todo de avaricia y egoísmo y soledad; para que en vez de querer ser MÁS y tener MÁS, que compartan MÁS, que sean MÁS generosos y solidarios con los que antes fuimos y ya aportamos todo nuestro capital, el más importante, como fueron las personas y sus ilusiones.

Esto en cuanto a bienes espirituales, pero que tienen una traducción material que todo el mundo conoce y que los que mandan no quieren remediar, poniendo de por medio las pegas de siempre, entre las que están la rentabilidad y la economía. Pero luego se olvidan de esos derechos constitucionales y humanos que despues esgrimen para ir recortando de todas partes. 
Solo pedimos tener lo mínimo que tiene cualquier ciudadano del resto de España.... o al menos la oportunidad de que podamos generar las mismas posibilidades. Pagamos lo mismo (o más) pero no recibimos ni la décima parte. Y que nadie nos venga con que allí son tal o cual cosa, o que allí se paga más…(Para ellos va dedicado esta noticia de... Los sobrecostes en las obras... Y luego nos dicen que no hay dinero para arreglar unos baches)

Megaproyecto de carreteras
Este mundo terrenal no debe generar tantas diferencias entre gentes tan cercanas, y siendo que todos tenemos los mismos deberes, lo lógico debería ser tener los mismos derechos y que estos se hagan realidad. Y si hay desfases en los costes (como en la noticia), para eso se postulan y son elegidos, para gestionarlo de la mejor manera, sin menoscabo para nadie y trabajando por la sociedad, de verdad. Siempre con la premisa de traer el equilibrio y la proporcionalidad, no como ahora, donde los que son más, mandan más, ganan más y viven mejor.
Bien poco os pedimos, REYES, a ver si de una vez se hacen realidad estas peticiones, tan sencillas, tan de derecho y tan de todos.
Muchas gracias

lunes, 16 de diciembre de 2013

IDENTIDADES Y OTRAS PERTENENCIAS


Aragonés: Gravedad exterior, franqueza, audacia, dignidad, tozudez o tenacidad y altivez". Todas esas "virtudes " son aplicables a los turolenses que además, mejoran algunos y atesoran los suyos propios”.

Volvamos a la tribu
Volvamos a la tribu

Con el tema tan en boga de los nacionalismos e identidades varias y que tantas fatalidades ha traído a toda la humanidad desde el principio de los tiempos, se puede comprobar, con algunos datos, que todo ello es un sistema acomodaticio de la persona humana en la búsqueda de su pertenencia al grupo.

Las identidades crecen y se forjan en torno a unos lugares, divisiones o límites, generalmente administrativos, y de ahí a cantar las grandes virtudes (o defectos) de tal o cual grupo o sociedad va un santiamén. Una identidad marcada la mayoría de las veces por la de la capital o del núcleo más importante, que es quien capitaliza la mayor parte de los signos, al haber más gente y por ende, más movimiento, más dinamismo, más riqueza y mayor protagonismo en todos los frentes. Y en los últimos tiempos apoyada en esos medios de comunicación masivos que hacen una labor colonizadora como nunca se ha visto.
Como nos devanamos el seso

Este desarrollo identitario podemos verlo a nivel nacional en el proceso de afianzamiento en las divisiones administrativas de las 'autonomías'. Entes que se crearon –muchos de ellos- para repartir el café, pero que ahora ya tienen "unos valores inequívocos", sus banderas, sus himnos, sus propios caracteres identitarios,y de toda la vida. Estas consideraciones sobre “sentido de pertenencia” o “sentimiento de identidad” son visibles en algunas provincias, como Santander y Logroño, territorios históricamente castellanos y actualmente autonomías de Cantabria y Rioja.

En la actualidad, en Aragón también se va viendo crecer esa nueva identidad comarcana, que en algunos casos, poco a poco va cuajando como algo ideal y más allá del mero carácter administrativo.

LAS PROVINCIAS. UN EJEMPLO
Pero el ejemplo más real y consolidado de identidad y pertenencia colectiva y asumido ya por todos, debido a los años en ejercicio, es el de las provincias.

Proyecto de Jose Bonaparte de 1810

Una identidad esta que muchas veces roza en lo más ridículo de los tópicos y que encasilla a las personas o sociedad por su nacimiento o su hábitat... pues si eres turolense (por ejemplo), o de la sierra, ya eres de una manera determinada, con unos rasgos específicos, un carácter concreto, y sobre todo con unas aspiraciones y anhelos delimitados. Y no digamos si has nacido en esos lugares donde el RH es lo más de lo más.
•    Da igual que seas de Loscos, o que hayas nacido en San Agustín, o en Lledó, por nombrar tres ejemplos.
•    Da igual que te hayas ido nada más nacer y lleves viviendo toda la vida en Galicia, por ejemplo.
•    Da igual que tus padres sean extremeños de origen, pero que por razones de trabajo, te parieron en la mina y ahora vives y trabajas en una estación de esquí de Andorra la Vella, por ejemplo.
Da igual. Eres turolense con todas las consecuencias. Para todo y para todos. Incluso para uno mismo, con lo que asumes esa serie de tópicos inherentes a esa identidad y hasta te parecen bien y hasta crees que son de verdad. Y hasta tú te ves así.
                                                           ...que os den!
   
Y nada más lejos de la realidad que hacer un 'pack identitario' por la razón de nacimiento o por otra causa, -y que quede claro que cada uno es libre de sentirse lo que quiera y de donde quiera-; pero otra cosa es que alguien te adjudique ese ‘pack’, así sin más.

La exigencia burocrática de la división en territorios se ha hecho en los últimos tiempos con criterios administrativos (recaudatorios) o de otro tipo, pero nunca con criterios identitarios solamente.
En cuanto a las denominaciones simbólicas de la división provincial, redactada al inicio del proceso no existía ni Extremadura, ni Andalucía, ni Castilla la Nueva, ni Castilla la Vieja, ni siquiera las denominadas Provincias Vascongadas unidas institucionalmente, ni correspondían a entidades que anteriormente hubieran existido política o administrativamente.
Por contra, los territorios de la Corona de Aragón, sí habían tenido esa entidad e individualización “regional”, aunque tampoco la provincial.

En lo que respecta a las provincias se hizo siguiendo el criterio de tener territorios de un tamaño parecido, con atención a ciertas particularidades históricas, a una distancia adecuada del núcleo principal, normalmente una jornada a caballo, con zonas montañosas y llano, etc.

La actual división administrativa de España en provincias viene del siglo XIX (casi 200 años) con unas exigencias de aquella época, y con aquellas premisas
(caballos y diligencias). Pensamos que aquel proceso ya ha cumplido sus objetivos y que es hora tambien de revisar y adecuar esa división administrativa, ya que 200 años son muchos para que un sistema perviva y teniendo en cuanta las tecnologías actuales, no sería necesarias tantos compartimentos, menos aún en una 'comunidad' como Aragón.

LA DIVISIÓN ADMINISTRATIVA
El largo proceso de división administrativa ya se inició ya con la invasión de los franceses y en las Cortes de Cádiz, y culminó en el año 1833, aunque con algunos cambios en el camino. Como ejemplo, decir que en los borradores había cuatro más: Bierzo, Játiva, Cartagena y Calatayud, pero finalmente se quedaron sin territorio y sus pueblos fueron repartidos entre las vecinas.
Proyecto de 1822, con Calatayud de provincia


PROVINCIA DE CALATAYUD
Tratamos el caso particular de la “provincia de Calatayud”, por ser el más cercano. Inicialmente la creación de la esta provincia fue aprobada con 76 votos a favor y 32 en contra, con unos límites territoriales entre los que estaban pueblos incluso del entorno de Medinaceli (Soria) y Molina de Aragón (Guadalajara).
En 1822 ya establecido el marco jurídico, la Diputación de Calatayud fue constituida y la integraban el jefe político, que la presidía, el intendente y siete diputados provinciales provenientes de los diferentes partidos judiciales de la Provincia.
Comenzó a gestionar asuntos y a elaborar documentos y expedientes derivados de su actividad administrativa, pero apenas llegó al año de existencia, ya que Fernando VII derogó este proyecto y todo el proceso quedó arrinconado.
A la muerte de este en 1833, se retomó el asunto de la organización territorial que finalmente quedó aprobado, casi en los términos que conocemos hoy, aunque ha habido algunos retoques de los cuales vemos los más próximos.
Dicha división produjo rechazo en algunos ayuntamientos del Bajo Aragón, ya que incluía la comarca de Caspe en la provincia de Teruel, y tras los “debidos ajustes” fue incorporada a la de Zaragoza. Pero como nada es gratis, a cambio, la comarca de Calamocha que estaba asignada a Zaragoza, fue traspasada a la de Teruel. Sin embargo a Teruel no pertenecían los pueblos de Mirambel, Cantavieja, La Iglesuela, Mosqueruela, Puertomingalvo y San Agustín, todos ellos asignados a Castellón que en otro proceso si se agregaron.
Estos ejemplos pueden servir a muchos para revisar 'su identidad' y ver como algunos lugares que hoy podrían estar y ser aragoneses de pura cepa desde tiempos inmemoriales, ahora son castellanomanchegos o castellanoleoneses de toda la vida. O más próximos, ver a los caspolinos como turolenses y a los jilocanos como zaragozanos... o casi todo el Maestrazgo asentado en la provincia de Castellón.

Pero gracias a este proceso colonizador de los medios, de esta moda de ser más y mejor que los demás o tener unas raíces o signos más profundas y más significativas que los otros, todo ello ha derivado en una seña de identidad normalizadora y excluyente, que ha englobado infinidad de singularidades. 

Asi eramos en aquellos tiempos... o no?

No lo olvidemos, todos somos diferentes, todos somos singulares, aunque en el fondo “…la finalidad de las delimitaciones no es científica, solo es para permitir el control de las gentes…”, que diría el Gran Hermano. Esa es la verdadera y más importante razón para la organización de los territorios.

Y tampoco olvidemos que alguna vez todos hemos sido emigrantes, nosotros o nuestros antepasados, todos hemos venido y todos nos iremos.
 

martes, 3 de diciembre de 2013

DINAMIZAR nuestros PUEBLOS


En esta zona que nos ha tocado vivir, cualquier acción que se lleve a cabo significa media vida para cualquier núcleo de población. Es tan reducida la actividad -en casi todos los campos- en cualquiera de ellos que cuando salen a relucir algunos movimientos, es digno de aplauso y apoyo incondicional. Más aún, si esos esfuerzos son llevados a cabo por los naturales del lugar, sin (apenas) ayudas oficiales.

En este campo de los movimientos y dinamizaciones socio-culturales, son las asociaciones “culturales” las que están llevando la iniciativa en la mayoría de ellos. Entrecomillamos “culturales” ya esa es la denominación oficial requerida, aunque su labor, en general, abarca todos los campos sociales y recreativos de los pueblos donde tienen su centro de operaciones. Esa actividad es a la que nos referimos en esta ocasión. También hay otro tipo de colectivos que se mueven en ese sector, aunque con otras denominaciones u objetivos iniciales, pero que en el fondo también son generadores de sinergias que hacen que los pueblos tengan un hálito de vida, destacando algunas épocas del año, más que otras. En este caso las cofradías, las peñas, los cotos de caza, los clubes deportivos, las asociaciones de mujeres o jubilados, etc, pueden complementar dichas actividades, aunque al estar enfocadas a una determinada actividad, limitan un tanto el muestrario de actividades.

Uno de los colectivos que se deben mencionar en este aspecto, es TRASSIERRA (www.loscos.info). Es una asociación con sede en Loscos que muestra una gran vitalidad, organizando y promoviendo todo tipo de actividades. Cabe destacar en estos momentos la FERIA de SAN ANDRÉS o EXPO ALBAYAR, que vienen organizando, junto al ayuntamiento, desde el año 2003. En todas la ediciones preparan un programa de actos complementario a las típicas acciones de compra venta de una feria normal que serían dignas de alabanaza en cualquier otro espacio. Pero en este nuestro, tan reducido y poco dado a la algarada, apenas si tiene eco en los medios de prensa, a pesar -nos consta- del esfuerzo de la organización por hacer llegar el evento más allá de estas sierras. Como dice el dicho, "a la bisagra que chirria, es a la que primero le llega el aceite". Será eso.

Citando textual a la noticia aparecida en Diario de Teruel (ver) "Si algo identifica a esta feria es su vertiente Socio cultural donde cada año se presenta un programa llamativo, dando cabida a las asociaciones culturales de la zona o presentación de libros o de actividades relacionadas con el mundo rural o que tiene lugar en él. Proyectos empresarios que empiezan y que pretenden reactivar la economía de nuestros pueblos. Estos son nuestros verdaderos objetivos. Dinamizar, dar a conocer, potenciar y servir de altavoz a todos ellos, animando a todos a aportar nuestro granito de arena para que pueda tener viabilidad. Demostrar que todo aquello en lo que se pone el corazón y las ganas, sale adelante, aunque sea en este medio rural tan dejado de todas las manos".

Por ello desde aquí apoyar esa labor y cualquiera otra que se genere en nuestros pueblos y animar a todos a hacer lo mismo. En este territorio somos pocas personas, por lo que toda apoyo que se haga es poco. Entre todos podremos.

jueves, 2 de mayo de 2013

De motes, apodos, apelativos. Rafael Andolz

COMO NOS VEMOS EN LA SIERRAS

Mucho se habla del PATRIMONIO INMATERIAL y en este blog tenemos una muestra. De su situación. De su importancia. De sus significados, etc. Ha habido bastantes autores aragoneses que han tratado el asunto desde varias perspectivas.

Quizá uno de los menos tenidos en cuenta y que más haya trabajado el terreno es RAFAEL ANDOLZ CANELA.
Fue un lexicógrafo, escritor y etnólogo aragonés. Un estudioso incesante, un ciudadano generoso y entregado a numerosas misiones de la cultura popular. Fue miembro del Instituto Aragonés de Antropología, del Instituto de Estudios Altoaragoneses, y fundador del Consello d'a Fabla Aragonesa.
Nació en 1926 en Jaca y murió en 1998, en Huesca, dejándonos como legado una vasta obra de incalculable valor etnológico y filológico dedicada por entero a Aragón que algún día se le dará la importancia debida.
Mosén de profesión, fue autor de una veintena de libros, y de numerosos artículos en revistas y periódicos, sobre leyendas, creencias y costumbres populares, personajes, anécdotas, motes, etc. 


Entre los que destacamos para este blog:
Diccionario Aragonés: aragonés-castellano, castellano-aragonés (1977).
Así somos, así fuimos: la pequeña historia del Alto Aragón (1998)
Fanlo (1996) trató de reflejar el abandono de la cultura autóctona en el lenguaje.
Refranes, dichos, frases hechas y expresiones en aragonés y en catalán de Aragón (1987).

Quien mejor le describe, puede que sea Enrique Satué, que en el número 110 de la Revista Serrablo de Diciembre 1998 (www.serrablo.org), se le hizo un homenaje póstumo.

“…Desde fuera, se puede decir que Rafael ha tenido una vida plena, y que ha iluminado y guiado, en gran medida, la de otras muchas personas.
Sacerdote, de formación jesuítica, poliglota, humanista, antropólogo, investigador, dinamizador de grupos juveniles y enseñante, disfrutaba de un sesgo personal inconfundible, cálido, próximo y entrañable.
Rafael rompía moldes, y allí estaba su genialidad. Estando capacitado para escribir en lenguaje academicista y, formalmente, universitario, hacia lo que no todo el mundo sabe hacer: contar cosas profundas de manera sencilla y encontrar los grandes principios filosóficos en las almas más sencillas y humildes aunque, no por eso, menos ricas….
…Pero allí queda todo lo suyo, para leer y releer, queda en los colegios, en los institutos, en las asociaciones, en las semanas culturales -a las que sólo, en caso extremo, faltó-, en las bibliotecas más humildes, incluidas en las de la gente que nunca compra libros, pero que con Rafael se echó a leer…”


Aquí vamos a reflejar algo de MÁS HUMOR ARAGONÉS. (Mira editores. 1996). Donde recorre toda la geografía aragonesa, pueblo a pueblo y nos describe sus apodos, sus dichos, sus bromas servidas por los lugares vecinos, etc. Hay aquí suficiente material para estudiar nuestro humor: la sorna y la "somarda" limpia y sana, sin segundas intenciones. Un documento inigualable.
De antiguo viene la costumbre de poner apodos o motes a nuestros convecinos. Entonces era muy probable que si preguntabas por una persona por su nombre y apellidos no lo conocieran; en cambio sí lo hacías preguntando por su mote en seguida te daban razón de él.

Esta costumbre también se extiende e incluye regiones y pueblos enteros, donde prima la rivalidad entre los próximos, para dejar claro que el nuestro es más guapo, más grande y mejor que el vecino. Normalmente el pequeño incordia a su rival superior. El grande desprecia al pequeño ante el que se siente capital y este mismo sentimiento es casi cruel hacia el pueblo de cuatro casas. De todas formas no es malquerencia porque en el fondo no nos alegramos del mal ajeno, sino que trivializamos hasta lo más serio. No deberíamos sentir enfado ante apodos negativos o peyorativos, porque en el fondo es una costumbre entrañable y que desgraciadamente va en declive como muchas otras a la vez que nuestros pueblos, que poco a poco van perdiendo el rancio sabor, las costumbres y los valores más tradicionales de la cultura de Aragón”
 
Antiguas sesmas de la comunidad de aldeas de Daroca.

Solo se citan algunos de los pueblos turolenses de estas SIERRAS ya que el libro trata la mayoría de los pueblos de Aragón. No hemos encontrado nada en el libro de Mezquita ni de Piedrahita. De todas formas, recomendamos su lectura para comprobar la riqueza e ingenio “poético” de los aragoneses:

ALLUEVA
Allova, con menos de una docena de habitantes, aguanta. Porque son valientes. De apodo tienen tropiezos, pero lo cierto es que no caen.

Oí cantar esta letrilla:
En Allueva los tropiezos
Bachanos los de Muniesa
los del pulso en Salcedillo
pulserudos los de Blesa.


ANADÓN
¡Con lo fácil que hubiera sido ponerles el bonito mote de “ánades”! Pues no señor, los han de llamar rocinos.

No recuerdo de donde tomé estos versos, malísimos por otra parte:

En rocinos cabalgando subamos a Anadón
que nada de caballeros andantes
entienden la gente de este rincón
ni de Quijotes sobre Rocinantes.

Y como hay muy poquicos habitantes en Anadón, les suelen decir:

Campanas las de Anadón
quien las toca suyas son

Porque en efecto, casi no hay quien taña, sino el dueño.


BADENAS
Junto al río Cámaras. Los badenasinos son pocos pero finos. Perdón me ha salido así, no es que sea un dicho, es que a uno se le pega el estilo. No tuvieron ningún inconveniente en decirme que les llamaban enculaus. Y es de creer al ver la geografía que les tocó en suerte. Pero la verdad es que son encantadores. Cuando les pedí algún dicho me dijeron:

            -Chica, ¿ande vas?
            -Chica, al Carñaqueño
            -Chica, espérame
            -Chica, no quiero.


BEA
En la sierra de Oriche tienen los beanos su pueblo, que se va amortando poco a poco. Visitad la iglesia. Yo creo que están ahí todos los santos de la corte celestial. Pensaba yo que su apodo procedía del nombre del pueblo, pero luego me quede con más dudas. Les dicen beatos.
           
En Godos son repullidos
en Nueros son picarazos
en Fonfría son culeros
y en Bea son los beatos.


CUCALÓN
En el Campo Romanos. Considerando que acaba en -ón, ya sobra decir más cosas: “...no sé qué de ladrón”. Bueno lo pongo entero y que me perdonen los cucaloneros: pero pueden observar que eso lo dicen de todos los pueblos que llevan esa rima:

            Cucalón, en cada casa un ladrón,
            y en la del alcalde
            dos: el hijo y el padre.
            Y en la del alguacil
            hasta el candil.

Yo me quedo con lo que ellos dicen, aunque sea exagerar una miajica:

            Más vale Cucalón
            que todo Aragón

Otro dicho cogido al vuelo:

            Villahermosa, la piejosa,
            Cucalón el botejón

Encabeza además un rosario de dichos que copio para el lector:

            En Cucalón el barranco
            en Lanzuela, la cazuela
            en Fombuena formigueses
            que crebantan los cabezos.
            En Luesma las buenas chicas
            que salen a los caminos
            a visitar los arrieros.
            En Vistabella las cabras
            en aladren el tocino
            que gruñe después de muerto.


FERRERUELA DE HUERVA
Junto a la Sierra de Cucalón. Pueblo de buena agua y buen jamón. Y de gente muy agradable. Me quedo con el aspecto cariñoso que implica su apodo, ya que los llaman chatos, pero también los incordian:

Ferreruela tiene tren
pero no tiene tranvía.

Ni falta que nos hace, pensarán ellos. Ved Lagueruela y Fonfría.


FONFRÍA
Hace honor a su nombre porque tiene un invierno larguísimo y helador. A las gentes de alrededor les dio por conceder a los fonfrianos el apodo de culeros, que ya supone mala uva. Así somos en nuestra tierra.

            En Fonfría son culeros
            y chatos en Ferreruela,
            en Fombuena son pedorros
            puntuales en Lagueruela.


LAGUERUELA
A orillas del Huerva. ¿Conque motivo quedó para siempre como sentencia: “Hacer tarde como los de Lagueruela”? Una retahíla turolense hace referencia a su castillo.

            De Lagueruela el castillo
            que se ve desde muy lejos.
            Ferreruela muchos cábrios
            para hacer pajares nuevos.
            Y en Lechón, con ser Lechón
            con su carretera en medio
            con humo de las miñagas
            inciensan a San Lorenzo


LANZUELA
Sierra de Cucalón, rozando la provincia de Zaragoza. Se ha ido vaciando, poco más de medio centenar de lanzuelanos quedan en su pueblo. “el pueblo de la media copa” como los llaman los del entorno. Y sus gentes, con muchos motes, inofensivos por otra parte, lo que sugiere su popularidad: embotonaus, gaiteros y jinetes.

Véase Cucalón.

LOSCOS
Los arqueólogos os dirían muchas cosas. Yo me tengo que limitar a lo mío y deciros que los losquinos son conocidos vulgarmente como garrosos; recalco vulgar, porque encuentro de mal gusto poner apodos que no corresponden a ninguna realidad. Tal vez sea hasta anticonstitucional. Pero así es la gente.

            Los de Loscos son garrosos
            los de Monforte patudos
            y te vuelves a Badenas
            y ninguno tiene culo.


MONFORTE DE MOYUELA
Pequeño y salado. No hay derecho que llamen a los monfortinos con dos horribles motes que recojo, pero que no comparto y mucho menos después de conocerlos: patudos y colilleros.


NOGUERAS
Tocando la provincia de Zaragoza, a orillas del rio Cámaras. También en Nogueras, como en otros pueblos aragoneses, son astutos y llevan el remoquete de zorros


RUDILLA
En el puerto de su nombre. Casi vacío. Por si acaso se vacía del todo, lo que sería una desgracia, quiero que queden aquí estos dos datos: que su gentilicio es rudillanos y su apodo trapos viejos.


SANTA CRUZ DE NOGUERAS
Con poquica gente pero muy amable y con ganas de conversación. Con ellos te enteras de que los llaman gachones, porque antiguamente comían muchas gachas. Aunque no solamente esto, como dice la copla:

            En Santa Cruz de Nogueras
            nunca falta de comer
            ni escalabojos ni moras
            ni buena agua pa beber.


VILLAHERMOSA DEL CAMPO
Cumple a medias con su nombre porque no es villa, pero sí hermosa.

            Villahermosa la piejosa
            cogen trigo pa vender
            en Romanos con dos manos
            no se pueden mantener

A Villahermosa la llaman pues la piejosa y a los villahermosanos los apodan corbatos, quizás porque son apuestos y un tantico presumidillos.
Pero se meten con su pueblo:

            Villahermosa la piejosa
            pueblo de trementina,
            los piojos por el rastrojo,
            las pulgas por las gavillas.
Imagen antigua de Piedrahita.